martes, 27 de mayo de 2014

La necesidad


La necesidad, como la sed, me asalta, y quiero tenerte al alcance de la mano, al alcance de la voz, sentirte cerca, como a veces te siento en mis sueños, (mano, y beso, y voz y aliento), tanto que estropea mis despertares.
A veces, como ahora, un absurdo e incontrolable deseo de una caricia tuya, tus dedos en mi pelo, el calor de tu mirada, de tu sola presencia, me atraviesa el corazón. Y entonces te escribo, y escucho tu música, y pienso, con esperanza, en el tiempo en el que estaremos juntos, tú y yo, nosotros al fin.