martes, 17 de noviembre de 2015

El amante perdido



Mis dedos fríos,
sólo ellos, supieron
tocar tu alma.