domingo, 10 de julio de 2016

Guardarropa


Yo decido
cómo me visto,
sin injerencias
externas.
Cada día, según deseo,
me dibujo
una sonrisa
o libero
a la fiera
que dormita
al fondo del armario.