miércoles, 4 de febrero de 2009

Sentidos


Tu voz acaricia mis oídos,
y tus labios, encendidos, mis labios.
Oído, gusto, tacto… Te huelo,
(brezo, agua marina),
en mi cabello.
Mi corazón se eleva,
mientras me besas,
y el tiempo se detiene
formando una espiral de estrellas,
sobre mi cabeza, girando,
con los ojos cerrados.

2 comentarios:

deValero dijo...

Tras un duro día, esta música se ha clavado en mi espíritu y me ha transportado más allá de las estrellas.

Ha sido un placer visitar esta casa
Volveré cada vez que desee cerrar los ojos para reintegrarme al espacio.

Gracias por tu musica y por tus poéticas letras.

José Luis.

Militos dijo...

Me encanta tu poema, muéstranos más
Un beso