martes, 12 de marzo de 2013

Rendición


Si fuera lo que debería ser,
yo me abandonaría a mi destino, 
mi destino que es el cerco de tus brazos 
y el sabor de tus labios.