lunes, 22 de septiembre de 2014

Finales


Se termina un verano, 
como se apura un vaso de vino,
como se rompe una carta inesperada,
como se inhala un último aliento
antes de sumergirse.
Se termina, como se acaba un sueño;
como despertar en una cama extraña,
con el anhelo sincero de haber dado
lo suficiente, y sin remordimiento.

Yo camino ahora buscando otro verano.