lunes, 1 de septiembre de 2014

Todo y nada


Me hubiera conformado
con lo que tú me dieras
sin exigirte nada,
sin pedir nada a cambio.
Pero ha pasado el tiempo,
y los años me lastran,
y sigo sin respuesta;
y me he vuelto ambiciosa,
y quizás más romántica,
y ahora lo quiero todo.
Todo, lo quiero todo.

Y tú no tienes nada.