martes, 14 de junio de 2016

Durmiente


Mi gato
extiende sus patas
en sueños,
cálidas almohadillas,
rosadas,
buscando,
casi intangibles,
rozar mi piel.