domingo, 2 de octubre de 2016

Haiku del domingo



Sin previo aviso,
la tarde del domingo
se vuelve lunes.