domingo, 5 de marzo de 2017

Sin invitación



Te deslizas,
de repente,
en mis sueños:
tu abrazo no sentido
me envuelve,
me entibia la boca
y me hace palpitar
el corazón.