viernes, 7 de diciembre de 2012

Silente


Te quedas en silencio, perdiendo nuestro tiempo,
 mientras mi corazón, tanto tiempo vacío,
sólo espera tu roce, tu voz y tu sonrisa, 
para llamarse tuyo.