sábado, 29 de diciembre de 2012

No se...


Año Nuevo, vida nueva, dicen.

A dos días del nuevo año, me descubro pensando en mi vieja vida, la vida de siempre, la que transcurre, inmutable, como el lecho del río, mientras mi otra vida, la del movimiento perpetuo, va y viene azarosa...

Donde mejor se está, al fin y al cabo, es en la propia casa...