sábado, 9 de febrero de 2013

Cómo volar.


El corazón ligero y la sonrisa, 
una sonrisa auténtica, en los labios.
Y un simple, sencillo anhelo.
Cerrar los ojos, buscando verte, 
y ya vuelo.