lunes, 1 de julio de 2013

Tormenta


¿De que me sirve temer a la tormenta
si no puedo esconderme en tus abrazos?
¿De qué me sirve la lluvia
si no esconde mis lágrimas, 
ni tus besos secan mi rostro?