lunes, 24 de agosto de 2015

Mañana


Voy a empezar de cero,
como si la vida
me pusiera en la mano
un billete de tren
hacia la frontera
de lo desconocido.
Una puerta se abre
y otra puerta se cierra.

Una página en blanco, 
que la pluma rasguea,
iré tejiendo fábulas,
no las mismas, más nuevas.

Mañana empieza todo.
El alba ya clarea.