martes, 21 de febrero de 2017

Noche



La gata
adormecida, 
dentro de mi pecho,
se despereza
en un maullido mudo
y araña
el corazón.