viernes, 6 de junio de 2008

Una promesa...

... es una promesa, y a pesar de la racha tan tonta que llevo, (además de estar liada, he caído enferma), no puedo dejar transcurrir más tiempo sin, por lo menos, agradecer a Arcendo los dos premios que me entregó hace unos días: el Premio Blog Dorado y el Premio Mimo.
Muchas gracias, Señor del Arce, como siempre una alegría que seas mi mayor fan, mi amigo y mi hermano en la fe. Un abrazo enorme y espero poder correspoderte como mereces, algún día.

1 comentario:

Miguel Pazos dijo...

Felicidades.

Un saludo